El surgimiento del COVID-19 generó confusión entre los diversos términos relacionados con la higienización ambiental, haciendo que términos como higienización y desinfección sean de uso cotidiano entre la población. Sin embargo, los consumidores no entendieron las diferencias en estos términos, lo que generó confusión al elegir el tratamiento correcto.

Tenga cuidado de no confundir Limpieza con Higienización.

LIMPIEZA

Es el procedimiento de limpieza y fregado con agua, un producto o detergente. La limpieza no mata las bacterias, los virus ni los hongos, a los que se hace referencia como “gérmenes”, simplemente elimina la suciedad y otros materiales orgánicos lavándolos. Esto permite que los desinfectantes sean más efectivos y evita la contaminación del medio ambiente.

HIGIENIZACIÓN

Higienizar significa que la cantidad de gérmenes en la superficie se reduce a un nivel seguro al ayudar a reducir las bacterias identificadas en las etiquetas de los productos químicos. No necesariamente limpia las superficies sucias ni mata los gérmenes, pero reduce el riesgo de propagar infecciones. La higienización sigue siendo una intervención obligatoria antes de la desinfección y la esterilización, porque la suciedad puede reducir la actividad de los desinfectantes.

DESINFECCIÓN

Es el proceso de desinfección que utiliza productos químicos para matar los gérmenes en la superficie. Si bien no limpia las superficies sucias, puede eliminar casi el 100% de los microorganismos dañinos y los gérmenes patógenos de las superficies y los objetos.

Los desinfectantes por ley están sujetos a un procedimiento de autorización armonizado basado en evidencia científica y pruebas específicas de eficacia. Los datos del producto, el número de registro/autorización y la información detallada sobre las afirmaciones de eficacia y el tiempo de contacto del fabricante son necesarios para informar al consumidor.

Por eso es importante no confundir un higienizante con un desinfectante: ya que mientras el primero simplemente ayuda a reducir el número de gérmenes en la superficie a un nivel seguro, el segundo mata y actúa sobre toda una serie de microorganismos multirresistentes como bacterias, hongos, virus, etc.

ESTERILIZACIÓN

En los sectores de la medicina, la biología, la alimentación y la farmacia, es un proceso físico o químico que destruye todo microorganismo vivo. Los esterilizadores también pueden actuar por medios físicos (filtración, calor, radiación) o químicos.

DESINFECTANTES

El desinfectante destruye la mayoría de los microorganismos patógenos (como bacterias, hongos, virus) por medios físicos o químicos. Los productos de este tipo caen bajo dos procesos regulatorios distintos: dispositivos médicos (PMC) y biocidas.

Los principales tipos de desinfectantes:

  • Alcohol etílico
  • Hipoclorito de sodio, también conocido como lejía, amuchin
  • Peróxido de hidrógeno
  • Compuestos de amonio cuaternario (QUAT), por ejemplo, cloruro de didecil dimetil amonio – DDAC, cloruro de alquil dimetil bencil amonio – ADBAC.

Los factores que influyen en la acción de los desinfectantes pueden ser internos al producto, como la concentración, la estabilidad de la preparación y el tiempo de contacto; o externas, como temperatura, pH y otras características del material a tratar; o las características de la flora microbiana.

Además de los productos comerciales, también existen desinfectantes con la denominada “generación in situ” del principio activo.

Uno de los principios activos así generados está representado por el cloro activo, que se obtiene por electrólisis a partir del cloruro de sodio, cuyo efecto “biocida” viene dado por el equilibrio entre el ácido hipocloroso, el cloro gaseoso y el hipoclorito de sodio, en concentraciones variables según el pH y temperatura. Al igual que el cloro activo, el ozono, obtenido a partir del oxígeno, está siendo evaluado como biocida.

DESINFECCIÓN POR AMIL Care

AMIL Care como líder en la cultura de desinfección automatizada, aporta su experiencia y métodos certificados para asegurar altos niveles de estándares de sus tratamientos de acuerdo a las necesidades de los diferentes sectores. Nuestros productos son eficaces, innovadores y conformes a las normativas oficiales.

Con base en la experiencia adquirida, AMIL Care entendió que la investigación y el respeto por las normas deben ir de la mano de la tecnología para expresarse de manera efectiva. Por ello, el concepto de difusión de sustancias líquidas ha sido rediseñado desde cero siguiendo parámetros reconocidos.

En tiempos de gran confusión y crisis sanitaria, es fundamental confiar en quienes como AMIL Care dan crédito a la ciencia y avalan sus productos con estudios de eficacia certificados.